radier

Tutorial para la preparación del terreno para construir tu casa

Si quieres comenzar a construir tu mismo tu casa, debes tener presente que lo más importante es el suelo, ya que este le dará todo el soporte a la casa, es por eso que hoy te hablaremos de los tipos de materiales con los que puedes fabricar el suelo y el paso a pasao para quee ste quede firme.

Materiales para la construcción del suelo

Existen distintos tipos de materiales para la construcción del suelo para los cimientos de la casa, éstos son los siguientes:

  1. Arena: Existe arena de grano grueso y arena de grano fino. La de grano grueso es sumamente estable mezclada con grava; mientras que la arena fina se vuelve inestable con humedad creciente. Por ello, es recomendable adoptar cimentaciones profundas con compactaciones previas.
  2. Grava: Es un suelo de piedras redondas o pedazos compactos de rocas. Muy estable y adecuada para rellenos.
  3. Arcilla: Este tipo de materiales nos brinda un suelo de partículas muy pequeñas, lo que nos ayuda a formar masas o terrenos duros. La ventaja que tiene este material es que no necesitamos mezclarla con otro material para que se vuelva dura.

cuadro comparativo

* Estas resistencias son referenciales, por lo que se recomienda realizar un estudio de suelos para verificarlas.

Preparación del terreno:

Para comenzar a construir debes limpiar el terreno de materia orgánica, raíces, hierbas, basura, piedras grandes, etc.

Una vez hecho esto traslada la manguera llena de agua y tapada en ambos extremos hasta las referencias y la destapas cuando niveles el piso.

preparacion del terreno

Procedimiento para nivelar el terreno:

  1. Para comenzar la nivelación debes llenar con agua una manguera transparente de ½” y 10 metros de largo como mínimo. Lo recomendable es que lo hagas con un balde para evitar que entren burbujas a la manguera, en caso de ser así deberás eliminarlas.
  2.  Coloca estacas de 1.50 m de alto en las esquinas y lados del terreno, con la ayuda de una estaca mide 1 metro de altura desde el terreno sobre la estaca. Luego extiende la manguera entre dos estacas que estén próximas una de la otra, de modo que en uno de los extremos el nivel de agua de la manguera quede igualado con el metro de la primera estaca. El otro extremo se coloca sobre la segunda estaca, donde se marca el nivel cuando el agua se haya estabilizado.
  3. Medir la distancia que hay entre el terreno y esta última marca. Se conoce      el  desnivel por la diferencia con el metro marcado en la estaca de referencia.

 

Corte y relleno paso a paso:

 Para comenzar debes fijar los niveles de desagüe, accesos, pistas, acequias y otros, para que la casa quede muy por sobre estos niveles. Cuando ya tienes determinado el nivel base o la rasante, puedes escoger el nivel de piso de la casa para que se compense en lo posible el volumen a rellenar con el volumen a cortar.

Con esto te evitarás traer más material y reutilizar el existente para optimizar el trabajo.  En cuanto al relleno, debes compactar el terreno (con agua y un pisón o aplanadora) formando capas de 10 cms app hasta llegar al nivel de terreno deseado.

Si el terreno no se compacta bien, corre peligro de socavarse, rajando las estructuras de la construcción. En caso de que el terreno tenga muchas pendientes, es mejor hacer varios niveles creando  un subnivel para que se acomode al terreno natural.

Trazo paso a paso:

 Para trazar el terreno necesitarás estacas, cordel y tiza

Primero debes determinar los ángulos rectos que forman los linderos del terreno colocando estacas en sus esquinas. Para eso con un cordel se forma un triángulo rectángulo que tenga como base 3 m en uno de sus lados conocidos, 4 m de altura en el otro lado conocido, mientras que el tercer lado del triángulo se marca cuando mida 5 m.

trazar terreno

Una vez verificado los ángulos, colocar balizas (2 estacas atravesadas por travesaño) en ambos lados del terreno que se quiere trazar. Midiendo desde un lado conocido, extender dos cordeles paralelos que van amarrados a las balizas y que permitirán a alineación de los ejes de muros y columnas.

Con una plomada bajar el alineamiento de los cordeles al terreno, marcándolos en dos o más puntos. Colocar el cordel, espolvoreado con tiza, uniendo los puntos marcados y templarlo. Mediante un chicoteo (movimiento) se deja la línea trazada.

Y así tendremos listo el suelo para construir nuestra casa, comentanos que te pareció este tutorial y si quieres dejarlo en manos de nuestros profesionales no dudes en contactarnos.

Si te gustó compartelo con tus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

15 − ocho =