6 Consejos para evitar la intoxicación por monóxido de carbono

Ya hemos escuchado muchas noticias de accidentes de intoxicación por monóxido de carbono y nuestro objetivo es que tomes conciencia de los daños que puede provocar no ser responsables en cuanto a calefont se refiere o cualquier artefacto a gas que tengamos en casa.

En reiterados artículos nos hemos referido al cuidado que debemos tener en la instalación y manipulación del calefont y también de todos nuestros artefactos a gas, ya que el mal uso puede provocar graves intoxicaciones que dejarán secuelas para el resto de tu vida.

Sabías que en lo que va de este año ya se han registrado más de mil intoxicados por monóxido de carbono (CO)? ésto, sin duda se puede evitar con unas simples precauciones. Como por ejemplo una correcta instalación de los artefactos a gas, a cargo de un gasfiter profesional o una buena ventilación de tu casa.

En la época de invierno es donde surgen las mayores intoxicaciones por monóxido de carbono debido al uso constante de estufas y calefactores. Sin embargo hay que tomar precauciones durante todo el año con el resto de nuestros artefactos a gas.

¿Qué es el monóxido de carbono?

Comencemos aclarando qué es este gas tan peligroso y difícil de detectar y sobre todo y más alarmante aún es uno de los responsables de la mayor cantidad de intoxicaciones del país. Las emanaciones de monóxido de carbono, se producen cuando un artefacto a gas combustiona entre aire y gas.

Se caracteriza por ser un gas incoloro y no irritante,esto ocurre cuando hay un mal funcionamiento de los artefactos a gas, penetrando fácilmente en las vías respiratorias sin provocar signos de alarma y que puede generar la muerte cuando se respira en altas concentraciones.

Pero ¿cómo podemos llegar a intoxicarnos por monóxido de carbono?

Esto puede ocurrir por inhalar el humo de la combustión de aparatos que queman gas y también de productos derivados del petróleo, madera y otros productos inflamables.

Cuando se inhala, los pulmones lo absorben inmediatamente ya que una vez que entra al cuerpo se une a la hemoglobina y esto hace que reemplace al oxigeno, provocando que los órganos queden sin oxígeno para sobrevivir.

Las personas más susceptibles a estos efectos son las mujeres embarazadas y sus bebés, los lactantes, los adultos mayores, fumadores, personas con anemia, o con enfermedades crónicas al corazón o a los pulmones.

Cómo saber que estás sufriendo de una intoxicación por monóxido de carbono?

 

Es muy difícil detectar una fuga de este gas inmediatamente, ya que el olor no se libera de inmediato, es por eso que el principal riesgo es que en muchos casos la persona no es consciente de los síntomas y como son inespecíficos suelen confundirse con otras enfermedades.

El síntoma más común en este tipo de intoxicación es dolor de cabeza, luego aparecen los mareos, náuseas, vómitos debilitamiento, convulsiones, dolor en el pecho, irritabilidad, deterioro del juicio hasta pérdida de conciencia.

Si la inhalación de este gas es muy prolongada, se pone en peligro la función respiratoria y cardiaco provocando así un posible infarto o en el peor de los casos daño cerebral permanente, daño cardíaco incluso después de la intoxicación y muerte.

Si siente olor a gas no fume, no encienda la luz, aparatos eléctricos y celulares. Abra las ventanas y cierre las llaves de paso de los artefactos. Luego salga de la habitación y llame a la empresa distribuidora de gas.

¿Cómo podemos prevenir este tipo de intoxicación?

Sin duda podemos evitar estos accidentes fatales si tomamos ciertas precauciones como les mencionaba al principio:

  1. Debemos asegurarnos de usar artefactos que funcionen a gas en ambientes ventilados, es por eso que la sec prohíbe que el gasfiter instale estos artefactos en lugares cerrados.
  2. S.i vas a prender una estufa a parafina, hazlo en un lugar abierto y bien ventilado, una vez que esté prendida podrás ingresarla al interior de tu hogar.
  3. Preocúpate de mantener los artefactos en buen estado, realizándoles aseo o la mantención adecuada cada cierto tiempo. La SEC recomienda que se realice mantención a los artefactos a gas por lo menos una vez al año.
  4. Debes observar la llama de tu artefacto a gas, si funciona bien la llama será azul, viva y estable, de lo contrario la llama es inestable y con puntitas amarillas.
  5. Nunca utilice una manguera de jardín o de plástico para conectar los artefactos, éstas con el tiempo se resecan y se fisuran ocasionando fugas de gas.
  6. Debes tener presente que este tipo de accidente no ocurre sólo con artefactos del hogar, también debes tener precaución con automóviles, para eso nunca debes dejar encendido el motor de un automóvil estacionado en un  lugar cerrado o semi cerrado como un garage.

Si estás pensando en instalar un artefacto nuevo, contáctanos para que uno de nuestros gasfiter realice la instalación segura, bajo la normativa vigente.

Si has notado la presencia de fuga puedes solicitar una visita diagnóstica para posteriormente solucionar tu problema y evitar accidentes futuros.

¡Recuerda que es mejor prevenir que curar!

Si te gustó compartelo con tus amigos

1 comentario en “6 Consejos para evitar la intoxicación por monóxido de carbono”

  1. Pingback: Guía para tu instalación de calefont - Gasfiter Valparaiso

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

17 + 20 =