Gasfiter profesional v/s chanta? reconócelos

Cuando tenemos un problema de gasfitería, a menudo nos cuesta llamar a un gasfiter ya que tememos temor de que nos haga mal el trabajo y sobretodo nos cobre de más. Pero hay ciertas señales que nos ayudan a detectar a ese maestro chanta.

Una de las señales más a la vista que tenemos es la edad, si el plomero es joven (menos de 25) estás frente a un principiante y por lo tanto tiene poca experiencia. Es poco probable que le solucione su problema y además quizas termine echando a perder otra cosa.

Otra de las señales que ayudan es por lo que cobra y cuánto se demora en el trabajo, dicen que saben el trabajo así que suelen llegar más tarde de lo indicado. También debes observar su actitud, cuando notas que comienza a pensar más de la cuenta, quiere decir que no tiene idea lo que hay que hacer ni como solucionar el problema.

Es común escucharlos hablar mucho y con muchos garabatos, pensando que así mostrarán seguridad en lo que harán. “hay que hacer esto, romper aquí y romper alla”, pero no comienzan nunca.

Al llegar a tu casa, llegan con las manos vacías sin maletín ni ninguna herramienta, y cuando pretenden ponerse a trabajar te dicen “Por casualidad tiene una llave inglesa” o cualquier otra herramienta que les pueda servir.

Debes fijarte en cómo llegan vestidos, si te encuentras en la puerta con un hombre muy bien vestido, con la ropa tan limpia que parece nueva y pretende ponerse a trabajar así, es sospechoso, al igual que si después notas que sus herramientas están nuevas, como recién compradas, es buen motivo para dudar.

También suelen decir “no se preocupe, yo se lo compro porque así sale más barato, ya que como  a mi me conocen me hacen descuento” después llega con materiales usados o materiales que a simple vista se notan que son sobras de otros trabajos. O esos que después de realizar el trabajo quieren llevarse todo lo que sobró con la excusa de “a mi me sirve” a ellos todo les sirve…

Hay otros maestros que nunca llegan solos, si no es con el hijo, es con el hermano o cualquier pariente y por lo general de los dos no se hace uno.

Tampoco falta el que comienza a decir “está todo malo, el que hizo este trabajo antes se lo dejó muy mal hecho, hay que hacerlo todo de nuevo” y al final lo dejan igual o peor a como estaba. O esos que piden el dinero por anticipado y después nunca aperecen a realizar el trabajo.

En Soluciones Valparaíso sabemos que no es fácil encontrar al especialista con tantas malas experiencias, es por eso que te facilitamos la vida y colocamos a tu disposición a nuestros profesionales seleccionados con la mayor seriedad y responsabilidad, quienes sabrán solucionar tus problemas a tiempo, brindándote soluciones efectivas y definitivas, además todos sus trabajos tienen garantía durante tres meses.

Necesitas un gasfiter? cuéntanos cuál es tu problema, puedes enviarnos una foto para diagnósticar más rápido y así te enviaremos a uno de nuestros gasfiter lo más pronto posible. Contáctanos

Si te gustó compartelo con tus amigos

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

9 − 2 =